Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Te estábamos esperando Porque todo vuelve al origen

Envíos a todo Chile Gratis por compras sobre $80.000

La deliciosa Vainilla

¿Sabías que para obtener 1 kilo de vainilla pura se requieren entre 5 y 10 kilos de vainas verdes? Imagínate cuántos kilos se necesitan para hacer un aceite esencial 100% puro. Nosotros lo usamos en el Roll On Calma y más abajo de te contamos más de esta planta.

 

Historia y descripción: La historia de la vainilla se remonta a Latinoamérica, más precisamente a México, y a la época en que los conquistadores arribaban a dichos lares. Allí la descubrieron y le acuñaron dicho nombre por parecerse a una vaina de sable, pero en formato pequeño. La vainilla (Vanilla odorata, Vanilla fragans y Vainilla planifolia) es una orquídea tropical, que en su hábitat original crece sobre las ramas de los árboles, desarrollando un rizoma leñoso y un tallo largo, cilíndrico y colgante, que puede superar los 10 metros de largo. Las hojas son grandes, sésiles –sin peciolo–, ovaladas y de consistencia algo carnosa, de cuyos nudos surgen las raíces aéreas, y de las axilas crecen unas bellas flores blancas, moteadas de verde o amarillentas, que aparecen en inflorescencias erectas. Los frutos son unas vainas duras, alargadas y cilíndricas, de unos 12 cm de largo, que contienen numerosas semillas en su interior. Son estas vainas la parte de la planta que se emplea, tanto en cocina y repostería, como en medicina natural.

 

Propiedades: La vainilla de cultivo empieza a dar fruto a los tres años y puede ser productiva durante 10. Se cosecha el fruto inmaduro, que se somete a fermentación para conseguir acentuar su aroma. Con la fermentación de estas vainas, en el proceso de secado, se originan los compuestos aromáticos que le han valido a la vainilla tanta reputación. Contiene heterósidos como la glucovanila, que al hidrolizarse se convierte en glucosa y vanillina, dos compuestos de alto sabor dulce. Contiene también aceite esencial, con eugenol, zingerone y limoneno, alcohol vanílico y alcohol anísico, cumarinas, y ácidos salicílico y nonaoico. Debes diferenciar la vainilla natural, obtenida de la vaina de esta preciada orquídea, del aromatizante artificial o de síntesis utilizado frecuentemente en alimentación, que se suele obtener de mezclas de sacarosa y hulla, y al que de forma incorrecta se le denomina también vainilla. La vainilla es una especie cara y muy apreciada, que poco tiene que ver con los aromatizantes artificiales.

 

Contraindicaciones: Muchos aceites esenciales puros, como el de vainilla, son potencialmente neurotóxicos. Deben ser evitados por pacientes con problemas hepáticos y neurológicos (enfermedad de Párkinson), con epilepsias, síndrome del colon irritable y con gastritis crónicas.

 

 

Fuente: http://www.innatia.com/